Gastronomía es femenino nació en 2016 para cambiar las cosas, siendo conocedoras de la realidad, pero no renunciando a mejorarla.

La gastronomía es técnica, ciencia y arte, oficio y tradición. Y ninguna de estas cuestiones dependen del género, sino de la capacidad, el conocimiento y la pasión con que lo vivas.

La gastronomía en España es historia y cultura, un medio de vida para muchas familias y un modo de vida para cada vez más personas y, por supuesto, la gastronomía es Marca España. Impulsa el turismo, fortalece nuestra economía, potencia nuestra cultura y mejora nuestra imagen exterior.

Y la gastronomía es un ámbito que refleja a la perfección la historia de las mujeres y la igualdad, tanto en el origen como en su evolución.

Las mujeres siempre hemos estado en un segundo plano. Asumimos, con total naturalidad, aquello de “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”. Las mujeres están, trabajan, dan lo mejor de sí mismas, pero no son conocidas ni reconocidas.

La gastronomía nos traslada una imagen muy pedagógica de esa situación. A lo largo de toda la historia, independientemente de la época, cultura o civilización, las mujeres hemos cocinado y hemos alimentado a todas las generaciones. Sin embargo, los chefs, cocineros o sumilleres más reconocidos han sido hombres.

Afortunadamente esto está cambiando: las mujeres estamos siendo protagonistas y queremos serlo aún más.

Gastronomía es femenino nace para dar respuesta a estas tres preguntas:

  • ¿Por qué no hay más mujeres chefs en España?
  • ¿Existe una brecha de género gastronómica?
  • ¿Qué problemas surgen a la hora de promocionar en esta carrera?

Gastronomía es femenino nace para reconocer el talento femenino.

Gastronomía es femenino nace como movimiento reivindicativo ante el “siempre ha sido así”.

Gastronomía es femenino quiere convertir en referentes para la juventud a mujeres chefs, cocineras, sumilleres, empresarias agroalimentarias, trabajadoras de restaurantes y bares relatando sus historias, explicando sus esfuerzos y reconociendo sus éxitos.

Gastronomía es femenino nace como un trabajo en red porque dos organizaciones, Mujeres en Igualdad y Facyre (Federación de cocineros y reposteros de España) nos unimos para trabajar en la consecución de un reto tan importante como el de construir una sociedad más justa, en la que mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades, a través de un ámbito de importancia creciente como es la gastronomía.

Durante 2017 y 2018 realizamos dos foros en los que aprendimos, disfrutamos y reflexionamos sobre las mujeres en la restauración. Son muchas las chefs, empresarias, sumilleres, camareras, jefas de sala… que contribuyen a la gastronomía española. Todas ellas viven los horarios imposibles del ámbito de la hostelería. Sabemos que para alcanzar el éxito en cualquier sector de la vida es necesario el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio, las renuncias… pero, con la iniciativa Gastronomía es Femenino, proponemos que:

  • Las mujeres del ámbito de la gastronomía no tengan que conjugar más el verbo renunciar.
  • Que hombres y mujeres puedan vivir la pasión por la gastronomía y hacer de la gastronomía un nuevo medio de vida, en condiciones de igualdad.

Nuestro proyecto ha crecido. Hemos sido conscientes de que podíamos y debíamos dar un paso más, porque así nos lo piden desde el sector y así lo demanda nuestro objetivo de igualdad efectiva y no podemos quedarnos en la mitad del camino.

Gastronomía es femenino tiene que evolucionar, para revolucionar.

Y para ello, nos hemos marcado tres ejes de actuación.

Queremos fortalecer las acciones que nos permitan aumentar el reconocimiento y el

protagonismo de la mujer en el ámbito gastronómico. También realizaremos un estudio sobre la realidad de las mujeres en el ámbito de la gastronomía, elaborando un informe preciso.

Haremos de las mujeres chefs, cocineras, sumilleres y el resto de profesionales del sector referentes para la juventud española, a través de visitas a centro escolares. No solo necesitamos más mujeres en las escuelas de gastronomía, sino que es preciso que asuman el liderazgo de montar su propia empresa gastronómica, siendo las chefs y profesionales actuales su mejor referente.

Y, para terminar, tenemos muy claro que no solo debemos predicar la igualdad, sino construir en igualdad. Para ello, las empresas quieren asumir un compromiso con la igualdad en el ámbito de su competencia. Es preciso afrontar el debate de los horarios laborales, la conciliación y corresponsabilidad. Igualdad desde dentro hacia fuera.

Este programa quiere que no solo nos pongamos el mandil para cocinar en casa, sino que, además, podamos llevar la chaquetilla de chefs, haciendo de nuestra vocación una profesión y un proyecto empresarial.

Carmen Fúnez

Presidenta de Mujeres en Igualdad