laagam no va solo de moda, va del tipo de mundo, sociedad y mujeres que queremos llegar a ser”

“Aunque estoy graduada en Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra, toda mi vida he sabido que quería dedicarme al mundo de la moda. Por eso, toda mi experiencia laboral la he orientado y desarrollado en este sector”, confiesa Inés Arroyo, fundadora y directora creativa de laagam, quien anteriormente trabajó en los departamentos de Marketing de Rabat y Puig, y como diseñadora para la firma de joyas Xavier del Cerro, Mi & Co y Robin Collection 2015. Todo ello “sin olvidar mi faceta como influencer”, destaca. Finalmente, en 2016 dio el paso definitivo para crear laagam. Desde entonces, la mayor parte de su tiempo lo dedica a la dirección creativa de la compañía y lo compagina con charlas y conferencias sobre emprendimiento y redes sociales.

¿Podría hablarnos de laagam?

laagam surgió tras darnos cuenta de que, desde nuestro punto de vista, no existían marcas que inspiraran realmente a nuestra generación. Las nuevas generaciones necesitamos sentirnos parte de una comunidad con la que compartamos unos valores, y eso es algo que creemos que no ofrecían las marcas de siempre. Por eso, en laagam queremos inspirar a las mujeres que se coman al mundo a través de nuestro contenido y nuestras prendas. En cuanto a nuestros productos, hemos querido combinar la calidad que ofrecen las marcas de lujo con el lanzamiento continuo de productos, sin colecciones, como hacen las marcas de fast fashion.

Con todas estas ideas, en octubre de 2016 fundamos laagam con tan solo dos camisas y dos blusas. Apenas un año y medio después, ya estamos en más de 30 boutiques en España, Europa y Asia, y tenemos más de 40 referencias de producto que incluye no solo camisas y blusas, sino también zapatillas, sudaderas, camisetas, pantalones y accesorios.

¿Por qué el nombre de laagam?

Mi idea desde el primer momento era elegir un nombre que fuera internacional y que no estuviera vinculado a mi perfil como influencer. De esta manera surgió laagam, la versión en femenino del principio sueco “lagom”, que significa moderado e imprescindible que, al fin y al cabo, define nuestra filosofía y nuestras prendas.

¿Qué caracteriza a las piezas de laagam?

En laagam creamos prendas atemporales y versátiles, con diseños muy cuidados y de alta calidad a un precio asequible. Defendemos un estilo básico, pero con un toque especial, que ayude a las mujeres a expresar su personalidad. Todas nuestras piezas están diseñadas y producidas en Barcelona en talleres artesanales e independientes.

¿Podría hablarnos de su confección y elaboración?

En la House of laagam, que es el espacio que tenemos en Barcelona en el que tenemos tienda y oficinas, tenemos un taller en el que prototipamos los nuevos diseños que vamos sacando cada semana. Después testeamos estos diseños en nuestras redes sociales, y dependiendo del feedback que recibimos de nuestra comunidad, hacemos mayores o menores producciones en nuestros talleres de Barcelona.

¿Qué importancia tienen las ventas internacionales de laagam?

Muchísima. Sin duda alguna, somos una empresa con una clara ambición global. Actualmente, el 40% de nuestras ventas online son internacionales siendo nuestro segundo mercado USA. Para seguir con esta línea, desde finales de 2017 hemos ido cerrando acuerdos de distribución en Francia, países nórdicos, Benelux y Grecia, con la idea de llegar a unas 50 boutiques a nivel europeo. Y desde el año pasado estamos en Asia, en concreto en Seúl y Taipéi y, a lo largo de este año, esperamos seguir aumentando nuestra presencia en este continente.

¿Cuál es el perfil de compradores de laagam?

Nuestras compradoras son lo que nosotras llamamos las chicas dazzling: mujeres con una personalidad magnética, chicas inteligentes y con ambición personal que se apoyan entre sí para comerse el mundo. Para nosotras, laagam no va solo de moda, va del tipo de mundo, sociedad y mujeres que queremos llegar a ser.

¿Qué caracteriza al equipo de laagam?

Somos diez jóvenes de diferentes perfiles que nos complementamos unos a otros y afrontamos cada reto con una actitud inconformista. No tenemos miedo a equivocarnos, nos gusta innovar y aprender con cada paso que damos. Nuestra aspiración es construir una marca que inspire a las mujeres a comerse el mundo, o como nosotros decimos, ‘take the world by storm’.

laagam nació en octubre de 2016. ¿Qué balance hace desde su lanzamiento?

Estamos súper contentos de todo lo que hemos conseguido durante este primer año y medio de vida. De hecho, en nuestro primer año hemos superado nuestras expectativas de ventas, sobre todo a través de nuestra página web. De esta manera, hemos podido comprobar que podemos ofrecer prendas de lujo asequibles sin tener que recurrir a los descuentos o cupones.

De cara al 2018, la idea es seguir con esta tasa de crecimiento y seguir demostrando que somos una empresa rentable gracias a un marketing orgánico basado en contenido propio.

¿Podría hablarnos de su experiencia con el emprendimiento?

Emprender está siendo una experiencia súper satisfactoria a nivel personal y profesional. Superar nuevos retos y, sobre todo, aprendiendo muchísimas cosas nuevas. También es un camino difícil en muchas situaciones, pero la motivación y la ambición hace que no quieras parar.

¿Y de la importancia de las redes sociales en su trayectoria profesional?

De mi experiencia como influencer he aprendido cómo se crea una comunidad y una relación de confianza con mis seguidores. Pero siempre desde una conversación de ida y vuelta: lo bueno de Instagram es poder recibir feedback en tiempo real, algo que hemos trasladado a laagam. Queríamos ser una marca que, por encima de todo, las clientas y seguidoras sintieran suya y en la que se vieran reflejadas, y su opinión sobre todo lo que hacemos es lo más valioso para nosotras.

¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Durante este 2018, uno de nuestros principales objetivos será potenciar the House of laagam, nuestra primera tienda física en Barcelona, en la que además de tener un taller y nuestras oficinas, tenemos una terraza de 50 m2 abierta al público en la que hacemos brunchs, afterworks, ventas privadas con nuestras clientas e incluso grabamos nuestro podcast ruido dazz. Otro de nuestros objetivos es abrir una tienda laagam en Madrid y poder recrear ahí todos estos eventos que ya estamos haciendo en Barcelona. Por último, queremos seguir fortaleciendo nuestra presencia internacional, sobre todo en Europa, en los países en los que ya estamos e introducirnos; y en Estados Unidos, un país en el que ya trabajamos muy bien online.

María Cano Rico