No necesita presentación, es todo un referente en el mundo empresarial, Elena Gómez del Pozuelo: expresidenta de Womenalia, presidenta de Adigital, inversora en 12 startups, cofundadora de Bebé de París y de Baby Friendly Companies. Quiero saber más de este último proyecto que ha puesto en marcha junto a Sara Fernández de la Aldea. Se trata de una herramienta para las empresas que apoya emocional y económicamente la maternidad y la paternidad de los empleados. Os ofrezco la conversación telefónica que he tenido con Elena.

¿Cuál es la idea que te ha empujado a dar vida a Baby Friendly Companies dentro del otro proyecto BebeDeParis? Proponer una solución frente a la bajada de la natalidad en España, al miedo de las nuevas generaciones (ejemplo los millennials) a asumir la responsabilidad de la maternidad y la paternidad… ¿Pero todo eso no depende también de una situación cultural general?

Mira, nosotros como empresa tenemos una visión; de hecho, acabamos de cambiar el nombre de Bebé de París a Baby Friendly Companies. Bebe de Paris sigue siendo nuestra marca de producto, pero aparte tenemos los programas Baby Friendly. Nuestra visión es que el mundo siempre sea compatible para ambos -tanto hombres como mujeres que trabajan-, que no tenga que elegir ninguno entre formar una familia y trabajar. Nuestra visión es que -ojalá- ninguna persona tenga que dejar de trabajar para montar su familia. Esto ayudará no solo al tema de la falta de natalidad. Lo que vemos es que una de las causas por las cuales se retrasa más la natalidad -hace unos años en Europa las mujeres tenían de media el primer hijo a los 26/27 años, mientras ahora la media es a los 32- tiene mucho a que ver con el trabajo, porque el 65% de las mujeres notan un parón en su carrera profesional cuando tienen hijos. Esta es una de las razones de la bajada de natalidad, una. Pero, como tú has dicho, hay más, hay más razones. Sí, tiene que ver con el tema de la cultura. Los millennials, que están acostumbrados a viajar, a gastarse el dinero en viajar y si se te acaba el dinero ya no puedes hacer lo que te da la gana… Esta sería una razón cultural. Otra sería la dificultad que tienen los jóvenes en acceder a la vivienda, en independizarse… hay muchas razones. Pero nosotros encontramos que la principal es el sentirte acompañado y bien acogido en tu profesión cuando tengas un hijo. Para nosotros era la principal, pero desde luego hay más.

“Pensamos que una de las cosas que puede ayudar más a la mujer es la corresponsabilidad”

Hasta el momento, más de 100 empresas se han adherido a Baby Friendly. ¿Cuál es la respuesta, cómo reaccionan por ejemplo los hombres y mujeres que participan dentro de las empresas en vuestros programas?

¿Los que van a ser papas? Les emociona mucho porque se sienten muy cuidados por la empresa. Nosotros, además de poner en marcha estos programas, solemos complementarlos con seminarios de corresponsabilidad. Es decir: nosotros pensamos que una de las cosas que puede ayudar más a la mujer es la corresponsabilidad; hay que conocer la solución, y una buena solución es el reparto de la responsabilidad sobre los niños entre la pareja, que no se cargue todo sobre los hombros de la mujer. Estamos dando unos seminarios de corresponsabilidad en las empresas para futuros papás y mamás. Es muy interesante, porque, aparte de ayudar en el tema de la igualdad en las empresas, los hombres -que muchas veces en este tema tienen poca formación- se dan cuenta en estos seminarios de todo lo que se carga encima de la mujer y aprenden a ser conscientes. Y la verdad es que son espectaculares estos seminarios, se crean minicomunidades entre los futuros papas y mamas, se ayudan mutuamente y se crea un muy buen ambiente en la empresa.

Entiendo que son herramientas, que transmiten un nuevo estilo, ayudan a poner en marcha un cambio cultural. Creo que está aquí el corazón de vuestra experiencia, como has dicho “crear comunidad” en una sociedad tan fragmentada e individualista. Pero, para invertir esta tendencia que penaliza la natalidad, desde Baby Friendly decís que los gobiernos deberían premiar mucho más a los padres; en tu opinión, aquí en España: ¿qué se podría hacer a corto y largo plazo?

A corto plazo: ahora por ejemplo cuando tienes un hijo puedes deducir un poquito tu IRPF, pero desde el Gobierno debería hacerse a una escala mucho mayor, que pudieras deducir el IRPF por hijo que traigas al mundo. Si se pone una ley de este tipo, seguro que se incrementa la natalidad. Poder deducir, por ejemplo, un 20% por hijo, sería una ayuda muy buena. Y luego, si me sale a devolver, que me lo paguen, es decir, que me paguen por tener hijos. Sería muy eficaz. Y a largo plazo: si yo he contribuido con hijos a la sociedad, que van a ser los que paguen en un futuro las pensiones, que mi pensión se vea incrementada en función del número de hijos que tengo. Aquí hay una medida similar, pero la pensión aumenta muy poquito. Pero, si por cada hijo aumentara un 10% no estaría mal, ¿verdad?

Y las empresas: ¿Cómo reaccionan? ¿Qué comporta para la empresa entrar en esta lógica?

Bueno, es un cambio de mentalidad, y es el querer hacerlo. Es como el tema de empresa saludable, es al final ver que eso va a mejorar el employer branding, va a mejorar el ambiente laboral, que va a mejorar, al fin y al cabo, la fidelidad de los empleados. El sentirse a gusto aumenta también la creatividad. O sea, que al final aporta un beneficio económico también para la empresa, pero hay que tener esta mentalidad.

Han iniciado estos programas a comienzos de 2019, ¿cuáles son los próximos retos?

Seguir impulsando estos programas en más empresas y, además, crear una app para los padres, para empresas Baby Friendly, con un asistente personal para los padres que tienen hijos pequeños, para conseguir canguros por ejemplo y, sobre todo, cualquier problema que tengan en relación al sueño, la lactancia, e incluso la elección de colegios… vamos a tener coach expertos en estos temas que les puedan ayudar.

“El teletrabajo, donde se pueda aplicar, es una medida de flexibilidad enorme, que ayuda mucho a la gente”

Sin duda, Baby Friendly ayuda también a avanzar en la paridad entre hombres y mujeres en las empresas. En tu opinión, ¿en qué punto estamos en el camino hacia una paridad real? ¿Cuál es el mayor obstáculo y como se puede superar?

Se han tomado medidas, por ejemplo, con una ley que en tres años va a igualar tanto la baja de maternidad como la de paternidad. Pero hay también discriminación con respecto a los hombres que se toman la baja. Me lo han dicho algunos, que le miran mal en su empresa. Entonces, es necesario un esfuerzo de toda la sociedad, y cuanto más flexibilizamos el trabajo, los horarios etc., todo el mundo podrá permitirse el tener familia. El teletrabajo, donde se pueda aplicar, es una medida de flexibilidad enorme, que ayuda mucho a la gente.

Elena, ¿puedo preguntarte cuánto ha influido tu experiencia personal en dar vida a todo esto?

Como comprenderás, ha influido mucho. A mí me gusta ponerme en proyectos que tienen alma, que sirven para algo en la sociedad, no solo para vender tornillos. Y este proyecto me parece que es formador. Lógicamente, yo he tenido la suerte de tener tres hijos, de tener una familia estable, de poder contar con ayuda, y a mí me gustaría ayudar a las mujeres a que llegasen a su objetivo profesional y que la familia no sea un impedimento, sino que puedan tener ambas cosas. Porque luego, cuando les preguntas a cualquier persona que ha tenido hijos: “¿Qué es lo más importante en tu vida?”. Al final te dice: “Son mis hijos”. Es así. Yo respeto a quién decide no querer tener hijos por el motivo que sea. Pero a aquella persona que quiera tenerlos, hay que ayudarle.

Anna Conte

Baby Friendly Companies es un proyecto de soluciones para empresas, impulsado por BebeDeParis, cuya visión es demostrar que el empleado puede combinar con éxito su carrera profesional y la familia. Un servicio que incluye, entre otras cosas, un programa de acompañamiento a los nuevos padres, felicitación y celebración por parte de la empresa en el momento del nacimiento, así como asesoramiento a los padres en educación infantil, consultoría y capacitación, junto al coaching de transición.