En la ciudad de Nueva York, menos del 3% de las estatuas son mujeres, con Sidney y Londres siguiendo el ejemplo con 4% y 3% respectivamente. De hecho, hay más estatuas llamadas John en el Reino Unido que mujeres históricas.

Estos son solo algunos de los datos que revelan los artistas australianos Gillie y Marc Schattner en su web, https://www.statuesforequality.com/. Traducido al español en Estatuas por la igualdad, el proyecto inauguró el pasado 26 de agosto, coincidiendo el 99 aniversario de la 19a Enmienda -que dio a las mujeres el derecho al voto-, un total de 10 estatuas de bronce a tamaño real.

Las representaciones, de Oprah Winfrey, Pink, Nicole Kidman, Jane Goodall, Cate Blanchett, Tererai Trent, Janet Mock, Tracy Dyson, Cheryl Strayed y Gabby Douglas, ocupan ahora la calle de una ciudad en la que hay más de 150 estatuas de figuras históricas accesibles al público, pero solo cinco representan mujeres de la historia: Juana de Arco, Golda Meier, Gertrude Stein, Eleanor Roosevelt y Harriet Tubman.

En su página web, la pareja de artistas reconoce que todo surgió tras darse cuenta de que, de las más de 100 esculturas de bronce que se les encargó crear, solo una era de una mujer, por que decidieron dedicar su trabajo a equilibrar la representación de género en el arte público.

El proyecto de Nueva York es solo el comienzo de Statues For Equality y la iniciativa ahora es mundial, con proyectos en muchos países diferentes, incluidos Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos. “Esperamos que, a medida que el proyecto se expanda, incluya una diversidad más amplia de raza, clase, habilidad, orientación sexual y expresión de género”, dice Gillie.

En marzo, gracias a la iniciativa She Built NYC, el alcalde neoyorquino Bill De Blasio anunció la instalación de cuatro estatuas de “vecinas sobresalientes”. Se trata de Billie Holiday, Elizabeth Jennings Graham, Dr. Helen Rodríguez Trías y Katherine Walker.

La selección de artistas para cada uno de estos monumentos comenzará a fines de 2019, y la selección de artistas concluirá en la primera mitad de 2020. Los monumentos se construirán a lo largo de 2021 y 2022.

Se trata, sin duda, de una gran iniciativa por parte de la ciudad americana de dar visibilidad a las mujeres. Pero no hay que olvidar que son cuatro nuevas estatuas que se suman a las otras cinco, lo que hacen un total de nueve. Nueve. Repito, nueve.

Desde esta tribuna me gustaría alabar el trabajo que realizan Gillie y Marc y ojalá en los próximos meses podamos seguir sus trabajos por todo el mundo. “No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños”, decía Cicerón. Y las mujeres, y su papel, se merecen su lugar. Y su estatua.

Inma Sánchez

Periodista