“La pasión por la tierra, la enología y la uva Verdejo ha sido la gran fuerza que me ha ayudado a poner en marcha este gran proyecto”

Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Valladolid y en Enología y Viticultura por la misma universidad, además de Máster en Enología y Viticultura por la Universidad Politécnica de Madrid, Victoria Pariente es, desde 1998, socia fundadora de Bodegas y Viñas Dos Victorias, la primera añada de José Pariente. En 2007 creó la empresa familiar Bodegas José Pariente S.L. y, en 2013, inició con sus hijos el proyecto Bodegas Prieto Pariente. En la actualidad, es directora general y directora técnica de Bodegas José Pariente.

Victoria bodegaPariente siempre ha estado relacionada con el mundo del vino. Creció rodeada de viñedos y viendo a su padre, José Pariente, cultivar y mimar su viñedo. “Él amaba esta tierra y la uva Verdejo y siempre elaboró vino de forma muy artesanal. Desde niña lo he vivido en casa”, explica.

Profesionalmente, comenzó en el mundo del vino trabajando en la Estación Enológica de Castilla y León, pero siempre tuvo inquietudes por emprender su propio proyecto y cuando su padre falleció en 1997, decidió seguir con su pequeña viña de Verdejo para comenzar a elaborar un vino propio blanco y emprender así un proyecto basado en la calidad. A raíz de ello -señala- nació el proyecto de José Pariente, nombre en homenaje a su padre.

“Los primeros años de elaboración y comercialización fueron difíciles. No tenía instalaciones propias ni personal contratado y fueron años de viajar por todo el mundo con la botella debajo del brazo para dar a conocer el vino. La primera añada experimental y los lanzamientos siempre generan mucha incertidumbre. Se trataba de mi comienzo como emprendedora y como enóloga de mi propio vino, ya que antes había elaborado, pero para otros proyectos. Tenía muy claro el vino que deseaba elaborar, pero no sabía cómo reaccionaría el mercado. A esto hay que añadir que por aquel entonces era madre de dos niños de 12 y 13 años, lo que consumía mucho tiempo y esfuerzo en casa”, relata Pariente, subrayando que “lanzar la primera añada de José Pariente en el año 1998 fue un reto muy grande que requería mucho esfuerzo y dedicación, pero con la creación de un gran equipo en la empresa y el apoyo de mi marido y mis hijos, todo salió a pedir de boca”.

 “Emprender un nuevo negocio desde cero siempre es difícil y supone un reto grande”

La primera añada salió al mercado en 1998 y, hoy, 20 años más tarde, la bodega cuenta con un equipo de 16 personas, incluido su marido, y sus dos hijos, Martina e Ignacio Prieto Pariente. Tras todos estos años, Pariente afirma que “emprender un nuevo negocio desde cero siempre es difícil y supone un reto grande. La pasión por la tierra, la enología y la uva Verdejo ha sido la gran fuerza que me ha ayudado a poner en marcha este gran proyecto”.

Actualmente, su hijo Ignacio es el director de negocio, su hija Martina es la directora técnica y ella es la directora general de la bodega. “Martina y yo tomamos juntas las decisiones a la hora de elaborar nuestros cinco vinos blancos. Sigo implicada totalmente en la actividad diaria de la empresa, si bien es cierto que ahora delego gran parte del trabajo en ellos, lo que me permite enfocarme en las tareas que más me apasionan: el campo y la elaboración”, confiesa Pariente.

Bodega José Pariente se caracteriza por ser una bodega familiar y cercana, cuyos valores empresariales son la excelencia, el compromiso, la iniciativa emprendedora y la sotenibilidad del medioambiente. “Excelencia porque procuramos el más alto nivel en todos los procesos del negocio y con todos nuestros colaboradores (clientes, proveedores, empleados…); el compromiso porque la administración se realiza de manera prudente y primando la visión a largo plazo; iniciativa emprendedora porque seguimos buscando la innovación y el desarrollo en I+D+i; y además, estamos plenamente involucrados en la sostenibilidad del medioambiente en todos los procesos de la bodega (viñedo en ecológico, eficiencia energética, reciclaje…) y con la responsabilidad social corporativa a través de la colaboración con diversas ONGs”, enumera Pariente.

 20 aniversario

Sobre sus próximos proyectos, ha revelado que están preparando el lanzamiento de un nuevo vino especial, que lanzaran en su 20 aniversario en 2018. “Se trata de un vino de parcela, fermentado y con crianza en Foudres”. Una producción muy limitada de la que irán desvelando más información en pocos meses… Además, actualmente, tienen en el mercado la añada 2014 del vino José Pariente Cuvée Especial, “un vino elaborado en añadas especiales, con uva proveniente de cepas centenarias y elaborado en depósitos de hormigón de la Borgoña. Apenas elaboramos 6.000 botellas de este vino”.

También ha señalado que sus hijos Martina e Ignacio “están muy entusiasmados con su propio proyecto de vinos tintos”, al que han llamado Bodegas Prieto Pariente. “Son vinos muy singulares elaborados con las variedades de Garnacha y Tempranillo procedentes de viñedos muy viejos de Castilla y León. Tienen actualmente la segunda añada de los vinos en el mercado”, comenta Pariente.

Además, “tanto en campo como en bodega estamos continuamente investigando en la elaboración de nuestros vinos y Victoria bodega sentadanuevos proyectos, probando nuevas técnicas de elaboración con el objetivo de siempre seguir mejorando”, comenta. En esta línea, ha explicado que desde el año 2015 están llevando a cabo un proyecto de investigación (I+D+i) de sus viñedos en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid y el CDTI con el objetivo de desarrollar un sistema de gestión de sus viñedos de Verdejo que permita aprovechar mejor los recursos naturales con el fin de mejorar la expresión cualitativa de las cosechas y contribuir a una mejor integración ambiental en un ambiente afectado por el cambio climático. Por este proyecto, el año pasado recibieron  el Premio a la Mejor Empresa en Investigación, Desarrollo e Innovación por la revista Mercados del Vino y la Distribución de 2016.

En el último año, Bodegas José Pariente ha sido galardonada, además, con el Premio al Mejor Vino Blanco Joven de España por la Guía Gourmets de 2016 y el Premio a la Mejor Bodega por la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación de 2017.

“El mundo del vino es un mundo mucho más equilibrado, con gran presencia femenina y mucha preparación”

Sobre la presencia femenina en el sector, Pariente ha señalado que cuando comenzó era muy limitada: “éramos pocas mujeres al frente de bodegas”. Aun así, comenta entusiasmada que todo ha cambiado muchísimo. “El mundo del vino es un mundo mucho más equilibrado, con gran presencia femenina y mucha preparación. Creo que el panorama vitivinícola español tiene un gran futuro con bodegas de reconocido prestigio que siguen haciendo vinos de altísima calidad, y nuevos elaboradores con nuevas inquietudes y proyectos muy interesantes”.

De hecho, ha señalado que en Bodega José Pariente siempre han tratado de buscar el talento sin importar el género. “Nuestra bodega cuenta actualmente con un equipo de 16 personas y da la casualidad de que la mitad son mujeres y la otra mitad hombres.  Si bien es cierto que casualmente el departamento de elaboración está compuesto únicamente por mujeres”.

Victoria Pariente, una trayectoria profesional de más de 20 años ligada al mundo del vino de la cual confiesa sentirse “muy satisfecha”. “Han sido años de arduo trabajo y mucho sacrificio, pero tengo la gran suerte de haber podido construir un proyecto familiar de éxito y reconocido por los consumidores de vino. A ello hay que añadir que tengo la gran suerte de que mis hijos han elegido libremente continuar con el proyecto familiar aportando ideas nuevas y frescas. Pero sin duda, lo que más satisfacción aporta a la carrera profesional es que la gente aprecie los vinos que elaboramos y poder contribuir a llevar momentos de disfrute a las mesas de muchas personas en nuestro país”, concluye Pariente.

María Cano Rico